Termoecosol

Agua caliente
Sanitaria

¿Sabías que, junto con la calefacción, el suministro de agua caliente sanitaria (ACS) de casa, son los mayores consumidores de energía en un hogar? Puede llegar a suponer una cuarta parte del consumo energético total de la vivienda.

¿No te gustaría cambiar eso?

Desde el año 2006, las viviendas de nueva consturcción deben instalar sistemas solares térmicos para generar ACS

La instalación de sistemas solares térmicos para generar ACS permiten aprovechar los rayos del Sol para producir parte del agua caliente que necesitamos a diario. Ya sea para el lavavajillas, la ducha, el lavabo, etc.

Además, estamos hablando de producir una energía limpia y gratuita.

Energía limpia y gratuita, ¿cómo es posible?

Es posible porque se puede utilizar un sistema eficiente como puede ser el termosifón. Un sistema de energía solar térmica a través de termosifón, consiste en un colector solar y un depósito acumulador de agua colocados en el tejado o cubierta de la vivienda.

El colector solar recibe los rayos solares y calienta un líquido anticongelante que circula por su interior. Este líquido ya caliente, a su vez, envuelve al depósito acumulador y de esta forma calienta el agua que hay en su interior. Es como si hubiese un depósito de líquido anticongelante que dentro tuviese un depósito de agua. De esta forma, nunca se mezclarían los líquidos.

Como puedes apreciar, es un sistema simple que no necesita de ningún tipo de energía para calentar el agua y ponerla en movimiento. Sólo rayos solares que calientan el agua del circuito cerrado. Por lo que no es necesario de ningún otro mecanismo que pueda ser susceptible de roturas o mantenimiento.

Desventajas del sistema termosifón

Como en casi todas las soluciones, este sistema también tiene sus desventajas y es que, al estar al intemperie, está más expuesto a las inclemencias meteorológicas. Por lo que su desgaste es mayor.

Además, estes sistema tampoco es el más óptimo si necesitas manejar grandes cantidades de agua en el depósito acumulador.

Solución: el sistema forzado. Donde en el tejado sólo se coloque el colector solar y en el interior de la vivienda, se instale el depósito acumulador. Eso sí, este tendrá que apoyarse de una bomba para mover el agua. Por lo tanto, aquí habrá un pequeño consumo de energía.

El sistema forzado, además, es más estético, ya que al instalar el depósito en una habitación, no se ve desde la calle, incluso el panel solar no estará tan visible, al poder integrarlo mejor en la cubierta o tejado.

Entonces, ¿termosifón o sistema forzado?

Pues como casi todo, depende.

El circuito cerrado de agua en el termosifón es de corto recorrido. Esto quiere decir que el agua que recorre el camino hasta el interior de la casa es el agua sanitaria, no la del circuito cerrado. Gracias a eso, la pérdida de calor a la hora de calentar el acumulador es mínima, con un alto rendimiento del sistema de agua caliente sanitaria. Esta es una gran diferencia entre el termosifón y el sistema de circulación forzada.

A esto, podemos añadirle que el termosifón es especialmente adecuado para casas unifamiliares en zonas poco edificadas, sin construcciones que puedan quitarles luz solar. Asimismo, deben ser construcciones resistentes que puedan soportar el peso de la instalación termosifón en su estructura. Lo ideal, es orientación sur para poder aprovechar al máximo las horas de luz. Debes observar bien las características de tu vivienda cuando elijas entre el sistema termosifón o forzado.

Ambos sistemas son distintos y cada uno tiene sus ventajas e inconvenientes. Dependiendo de las circunstancias de tu vivienda  habrá que ver qué sistema puede adaptarse mejor.

instalaciones
ACS

Nosotros te llamamos

Simplemente dinos a qué teléfono y sobre qué hora

  1. Responsable: Termoecosol S.L.
  2. Finalidad: Contacto telefónico
  3. Destinatarios: Sólo y exclusivamente Termoecosol S.L. Nunca cederemos sus datos a NADIE.
  4. Derechos: Tiene derecho a acceder, rectificar, oponerse o borrar todos los datos que tengamos sobre usted. Hágalo aquí.
  5. Legitimación: Su consentimiento al rellenar el formulario.